InicioNoticiasLatinoamerica y el CaribeProtestas en Argentina por detención de diputada del Parlasur

Protestas en Argentina por detención de diputada del Parlasur

Milagros Sala es la fundadora del movimiento Tupac Amaru, y dirige la Red de Organizaciones Sociales (ROS), integrada por más de cien agrupaciones de desocupados y cooperativas en todo el país. Su movimiento nació a fines de los años noventa, cuando las políticas neoliberales del gobierno de Carlos Menem (1989-1999), dejaron a millones de desocupados en Argentina

Ene 18, 2016 | 01:52 pm

Argentina, Notihoy (Internacionales) – En Buenos Aires y otras ciudades argentinas, distintos sectores políticos y sociales marchan en respaldo a la dirigente popular y diputada del parlamento del Mercosur, Milagros Sala, detenida en la ciudad de Jujuy por orden del nuevo gobernador, Gerardo Morales.

El presidente del Parlasur, el excanciller argentino Jorge Taiana, solicitó a la canciller Susana Malcorra, que “en forma urgente se le haga llegar información sobre la detención de la parlamentaria” para asegurar “su integridad personal, su libertad, el debido ejercicio de sus garantías procesales y su derecho a manifestarse libremente”, según informó en su cuenta de Twitter.

La Bancada Progresista del Parlasur, formada por parlamentarios de izquierda de todos los países, expresó en un comunicado “su profundo rechazo a la detención de la parlamentaria Milagro Sala, dirigente política de Argentina” recordando que “la parlamentaria Milagro Sala ha sido electa por el pueblo argentino para integrar el Parlamento del Mercosur, y es una referente histórica del movimiento popular Tupac Amaru. El comunicado destaca que esta detención se produce en medio de “un intento de restauración conservadora y resurgimiento del neoliberalismo, que busca revertir los avances alcanzados” en toda la región.

“Es una detención arbitraria, sin pruebas y con un claro sesgo político. Es claramente una persecución porque Sala es opositora al pensamiento de Morales desde siempre”, sostuvo a La Nacion Luis Paz, uno de los abogados de la dirigente. “Este gobierno busca disciplinar a las organizaciones y quitarle el poder político y territorial que tiene la Tupac”, agregó.

El ex juez de la Corte Suprema de Justicia, Eugenio Zaffaroni, señaló en una manifestación en la ciudad de Buenos Aires, que “si pensamos lo que está pasando como algo totalmente local, nos equivocamos”, porque se vive una época mundial de “colonialismo a través de corporaciones transnacionales” y calificó al presidente Mauricio Macri como el “virrey” del nuevo colonialismo, repudiando como una provocación la detención de la líder jujeña.

El Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) alertó que “la detención es producto de una causa penal que está armada de un modo similar a muchas que han pretendido criminalizar la protesta. A Sala se le imputan vaguedades y se le suman delitos para justificar una pena en expectativa que habilite su detención”. Para el CELS, si se aplica el razonamiento de la justicia de Jujuy, cualquier protesta social que se oponga a la implementación de una norma o de una resolución de gobierno podría implicar el delito de “alzarse públicamente para impedir la ejecución de una ley o resolución nacional o provincial”.

La Central de Trabajadores de la Argentina-Autónoma, emitió un comunicado en el que asegura que la detención de Sala “sólo puede leerse como una acción tendiente a promover la criminalización de la protesta” y dice que “no se pueden aceptar estas herramientas que claramente buscan el disciplinamiento social en momentos en donde se está llevando adelante un brutal ajuste económico que cae sobre las espaldas de los trabajadores”.

El Frente de Izquierda, a través de Jorge Altamira, declaró que la “detención de Milagro Sala no obedece a corrupción o abuso” sino que “cercena el derecho de lucha”. Jujuy logró la construcción de 8000 viviendas, ocho escuelas, 10 centros de salud, polideportivos, centros de atención de discapacitados, una fábrica textil, una de muebles, y un taller metalúrgico, entre otros emprendimientos.

El nuevo gobernador, Gerardo Morales, que ganó las elecciones de octubre de 2015 apoyado por la coalición Cambiemos del presidente Mauricio Macri, enemigo histórico de Milagros Sala, decidió enfrentar su poder desde el comienzo. Cuatro días después de su posesión, el 14 de diciembre, la Tupac Amaru instaló un campamento frente a la Gobernación. En esas las mismas elecciones, Sala fue elegida miembro del Parlasur.

A pesar de las protestas exigiendo la liberación de Sala, el gobierno de la provincia de Jujuy anunció la ampliación de la denuncia, al acusar a la dirigente de cometer fraude contra la administración pública y de comandar una asociación ilícita con el agravante de ser funcionaria pública, por ser diputada del Parlasur.

Fuente: Sputnik.mundo

Foto: Flick

Dejanos tu comentario:

Otros artículos de interes