InicioNoticias | Otras Internacionales¿Por qué los gases lacrimógenos se usan para dispersar protestas pero están prohibidos en las guerras?

¿Por qué los gases lacrimógenos se usan para dispersar protestas pero están prohibidos en las guerras?

El uso de este gas en protestas ha sido criticado porque puede conllevar a un uso indiscriminado o en ocasiones generar problemas de salud entre los manifestantes

May 03, 2017 | 02:59 pm

descarga (1)

Mundo, Notihoy, (Actualidad) – En una escena común en protestas alrededor del mundo y el culpable de esa nube es casi siempre el gas lacrimógeno, creado hace más de cien años. En la Primera Guerra Mundial se utilizó por primera vez de manera formal una versión incipiente del gas moderno, con el objetivo de forzar a los soldados enemigos a escapar de sus trincheras para luego atacarlos con artillería u otras armas.

Con el paso del tiempo, el gas dejó de utilizarse en los conflictos armados -en los que está prohibido bajo la Convención de Armas Químicas, que entró en vigor en 1997- pero se convirtió en una de las herramientas preferidas por la policía para dispersar multitudes.

“La razón por la que está prohibido en la guerra es porque se supone que no se debe usar como un arma ofensiva”, le explicó a BBC Mundo Anna Feigenbaum, una profesora de la universidad británica de Bournemouth, que publicó un ensayo sobre la historia del gas en la revista estadounidense The Atlantic.

El uso de este gas en protestas ha sido criticado porque puede conllevar a un uso indiscriminado o en ocasiones generar problemas de salud entre los manifestantes. Su desarrollo formó parte de un esfuerzo mucho mayor de las potencias por crear armas químicas, lo que llevó a la Primera Guerra Mundial a ser considerada “la guerra de los químicos”.

Protesta

Además de los lacrimógenos, también se utilizaron agentes como el gas mostaza, el gas cloro o el fosgeno, algunos de los cuales causaron un “sufrimiento agonizante” y casi 100.000 muertes, según datos publicados por Naciones Unidas.

Pocos años después, en 1925, se firmó el Protocolo de Ginebra que, con considerables limitaciones, prohibió el uso de armas químicas en las guerras.

Al mismo tiempo, sin embargo, ya se estaban empezando a probar nuevos compuestos químicos de gases lacrimógenos y se estaba discutiendo cómo convertirlos en una herramienta para usos cotidianos.

La guerra de Vietnam también ayudó de manera particular a cambiar la percepción sobre este gas, que generó rechazo cuando fue usado por EE.UU. tanto en ese país como para dispersar protestas en casa.

En el resto del mundo, el gas también se volvió más usual y en años recientes ha sido utilizado en la Primavera Árabe, en las protestas contra el gobierno de Dilma Rousseff en Brasil, en el parque Gezi de Estambul o las protestas en Venezuela, Missouri.

Vuelve el gas lacrimógeno al Parlamento de Kosovo

Fuente: BBC

Foto: InfoLibre

Dejanos tu comentario:

Otros artículos de interes