InicioEstilo de Vida | SaludLesiones cutáneas producidas por el contacto con el agua

Lesiones cutáneas producidas por el contacto con el agua

En algunos casos se precisarán tratamientos, que el médico general o el especialista deberán especificar en función de la magnitud e intensidad de los síntomas y su localización

Ago 24, 2016 | 04:07 pm

Mundo, Notihoy, (Salud) – Existen muchas lesiones en la piel que se producen al hacer algún tipo de contacto con el agua. A continuación algunas de las más conocidas:

Foliculitis de las piscinas

Causada por la Pseudomona aeruginosa, es una bacteria presente en algunas aguas contaminadas de piscinas, duchas, bañeras, saunas y parques acuáticos. Los afectados presentan manchas rojas o pápulas abultadas alrededor de los folículos pilosos y normalmente aparecen los dos días posteriores a la exposición.

Usos cosméticos del agua de rosas

Se curan espontáneamente en menos de dos semanas, sin dejar cicatriz, aunque a veces pueden dejar manchas oscuras. Se pueden usar compresas de de ácido acético (vinagre) al 5% para sentir cierto alivio. Además existe una variante que afecta principalmente a las zonas cubiertas por el bañador y que puede requerir un tratamiento médico específico para curarlo.

Queratolisis puntacta

Provocada por el Corynebacterium, es una bacteria de color rojo coral que afecta a personas que andan descalzas o les sudan muchos los pies. Estos microbios devoran la superficie del pie, provocando lesiones en forma de sacabocados de 1-3 milímetros, y causando un aspecto sucio y mal olor. En los casos en los que se logra acabar con el exceso de sudor se pueden curar solas, sino se aplicarán pomadas específicas para su curación.

Moluscum contagiosum

Tremendamente frecuente e impopular, se le conoce como “la verruga de agua”, por su aspecto perlado, a veces carnoso, que se umbilica centralmente.

El poxvirus responsable se encuentra en muchas superficies, no encontrando obstáculo para anidar en las áreas de la piel expuestas y deterioradas por los roces, la sequedad de la piel o, por el contrario, la maceración de la piel.

Se cura espontáneamente sin dejar cicatriz en períodos más o menos cortos de tiempo

Aunque a veces permanencen más tiempo o incluso se diseminan formando pequeñas áreas de sarpullido de vesículas, pudiéndose extender por otras zons del cuerpo. En estos casos es necesario restablecer la integridad de la piel con cremas y emulsiones hidratantes. Y se reservarán los tratamientos más o menos agresivos para situaciones particulares o localizaciones antiestéticas.

Verrugas

Son pápulas bien definidas con superficie rugosa, en la que se puede percibir unos puntos negros, que sangran con el rascado. Típicamente duelen al pellizcarlas, aunque su carácter es absolutamente benigno, sin embargo resulta bastante antiestético.

El contagio de este virus puede darse en las duchas colectivas de gimnasios o piscinas. Existen múltiples opciones de tratamiento, que requieren paciencia y tiempo.

Siete errores que se comete al ducharse

Dermatosis acuáticas: lesiones cutáneas producidas por el contacto con el agua

Pie de atleta

Se trata de una infección por una variedad de hongos, los dermatofitos, que afectan a los pies y cuyo contagio puede darse en las piscinas o suelos húmedos. Suelen dañarse los surcos interdigitales con aparación de enrojecimientos, fisuras o descamación, aunque en algunos casos pueden llegar aparecer ampollas o vesículas que pican. Un tratamiento tópico con el fármaco pertinente acaba con las molestias

Dermatitis de contacto

En los deportes acuáticos, son comunes las dermatitis de contacto por alergia a alguno de los componentes del equipamiento utilizado (gafas, bañador, gorro de goma, máscara de buceo). Para conocer el origen de la lesión, el contorno donde se haya producido la reacción alérgica será un indicador infalible.

En muchos casos, estas dermatitis de contacto son producidas por algunos de las gomas (dibutiltiourea, dietiltiourea…) y/o los tratamientos químicos que reciben las aguas del baño. En ocasiones el mecanismo subyacente no es inmunológico sino que es sencillamente irritante, como ocurre con el bromo y el cloro de las piscinas, que pueden originar dermatitis más o menos intensas, que suelen respetar las áreas cubiertas.

Para restablecer la barrera cutánea será necesario el uso de emolientes. En los casos severos el dermatólogo puede indicar antihistamínicos o corticoides.

En ocasiones las lesiones se producen alrededor de los ojos (púrpura periocular o gogglorum) presentando un aspecto amoratado, lo cual suele indicar que la dermatitis se ha producido por otras causas, como la presión, trauma por succión o colisión con las gafas de buceo (goggles). En este caso es imperativamente necesaria una revisión ocular completa para descartar lesiones más allá de la piel.

Prurito acuagénico

Se manifiesta tras una breve exposición al agua, de cualquier temperatura, desencadenando una sensación de quemazón o picor, pero no presenta síntomas aparentes en la piel y suele desaparecer rápidamente.

Urticaria por frio

Afecta principalmente a los atletas expuestos al agua fría o deportes de invierno, que tras el contacto con las bajas temperaturas acuáticas, comienzan aparecerles ronchas, habones y pápulas e incluso pueden darse dolores de cabeza y dificultad respiratoria que requirirán asistencia médica.

Conozca los errores en el cuidado de la piel

Pelo verde

Ocurre en nadadores de pelo rubio, gris o blanco tras la exposición al cobre del agua de la piscina, que además empeora con el sol, el secador y el cepillado. El tratamiento necesario es el uso de champús quelantes del cobre.

Pool palms

Se trata de una inflamación al frotar las superficies cutáneas contra las superficies ásperas de la piscina (pool). Generalmente se da en niños, y se presenta con placas rojizas en las convexidades de las manos y dedos. Se resuelven al cesar la actividad irritativa.

Dermatosis acuáticas: lesiones cutáneas producidas por el contacto con el agua

Picaduras de medusa

Las lesiones son producidas por el contacto de la piel con estos organismos, que contienen nematocistos en sus tentáculos y se adhieren a la superficie cutánea, liberando toxinas que causan reacciones a nivel local y general. La “punzada” va seguida de un intenso prurito, enrojecimiento y habones que duran varios días.

Después pueden aparecer lesiones violáceas y vesiculosas típicamente de distribución lineal, en forma de pequeños latigazos, que pueden dejar cicatrices prominentes u oscuras.

Dermatosis acuáticas: lesiones cutáneas producidas por el contacto con el agua

Se aconseja no aplicar agua templada o dulce en el momento de la picadura, para evitar la activación de los nematocistos. El vinagre puede aliviar, aplicándolo con compresas templadas, y es probable que se requiera el uso de corticoides tópicos para reducir la inflamación y mejorar el resultado estético.

En muchos de los casos de dermatosis acuaticas que hemos señalado, bastará conocer la existencia de estos cuadros, a veces banales y en otros aparatosos, para interrumpir la actividad que los genera y asistir a su resolución gradual y espontánea.

Fuente: Doctissimo (NHEPU)

Foto: Archivo

Dejanos tu comentario:

Otros artículos de interes