InicioEstilo de VidaCuriosidadesLa ciudad que lleva siglos sumergida en el Mediterráneo

La ciudad que lleva siglos sumergida en el Mediterráneo

Turquía reabre el acceso a Kaleköy (antes conocida como Licia) que quedó parcialmente bajo el agua tras un terremoto

Abr 26, 2017 | 05:04 pm

Mundo, Notihoy, (Curiosidad) – El pasado de Kekova, isla turca en el mar Mediterráneo, es muy problemático. Sus distintos nombres son testigo de esas luchas antiguas por su dominio. Este pedazo de tierra deshabitada fue una vez cuna de la civilización.

Después de la ocupación italiana de Castelrosso (1923), pequeña isla griega del archipiélago del Dodecaneso, Kekova -habitada en verano para la recolección de leña- fue motivo de disputa entre Italia y Turquía. Finalmente fue concedida a los turcos en 1932. Su historia, sin embargo, se remonta a muchos años antes.

Las escaleras que llevan hasta la parte de Licia sumergida en el mar

En el siglo II, la ciudad de Licia, ahora parcialmente sumergida, era un pequeño pueblo de pescadores situado en la parte norte de la isla. Y más adelante se convirtió en un puesto avanzado de los Caballeros de Rodas. Parte de la antigua ciudad está situada en tierra firme y sólo es frecuentada por los pescadores aún hoy en día. Pero la mezcla de historia antigua, medieval y moderna está convirtiendo a Kaleköy (el nombre moderno de Licia) en uno de los lugares más visitados en Turquía.

Para visitar las zonas más antiguas y sugerentes, sin embargo, los visitantes tienen que quitarse los zapatos y ponerse unas gafas y un tubo. La mitad de Licia quedó bajo el mar’ hace veinte siglos por culpa de un terrible terremoto. El pueblo fue destruido casi por completo y los restos que terminaron destruidos se pueden ver hoy en día a través de las cristalinas aguas.

Kaleköy fue reconstruido para convertirse en un importante puerto en el período bizantino y luego fue abandonado por completo a causa de las incursiones árabes. Pero aún hoy se puede admirar el castillo de los Caballeros de Rodas y la necrópolis de Licia con vistas al mar, ambos rodeados de olivos. Un poco más lejos, una escalera desciende directamente al agua, conectando la parte continental con las ruinas sumergidas.

Toda la región de Kekova fue declarada bien protegido por el gobierno turco en 1990. Entonces se prohibieron las inmersiones y la natación. Hasta hoy, cuando se han levantado las restricciones y se puede visitar una parte limitada de las ruinas sumergidas de Licia.

Fuente: La Vanguardia (NHJRU)

Dejanos tu comentario:

Otros artículos de interes