InicioNoticiasEEUUJohn Kelly será el jefe de Seguridad de Trump, ¿Qué significa esto para Latinoamérica?

John Kelly será el jefe de Seguridad de Trump, ¿Qué significa esto para Latinoamérica?

Kelly es considerado un conocedor de América Latina por haber liderado entre fines de 2012 y enero de 2016 el Comando Sur

Dic 13, 2016 | 12:37 pm

johnkelly

Estados Unidos, Notihoy, (Política) - El general retirado John Kelly, designado este lunes al frente del Departamento de Seguridad Interior, se convertirá en el tercer militar en integrar el gabinete del futuro presidente de EEUU, Donald Trump.

Este exmarine de 66 años, es “la persona indicada para llevar a cabo la urgente misión de frenar la inmigración ilegal y mantener la seguridad de nuestras fronteras”, estimó el mandatario electo en un comunicado.

Kelly, que sucederá al demócrata Jeh Johnson, deberá asegurar el control de las fronteras exteriores de Estados Unidos, la inmigración y las naturalizaciones y tendrá bajo su órbita la seguridad interna.

 – Jefe del Comando Sur de EEUU: Sabemos que hay cocaína saliendo de Venezuela

Entre 2012 y 2016 este oficial, que perdió a un hijo militar en Afganistán, dirigió al Comando Sur, la dependencia del ejército estadounidense encargada de América Latina. Como ocupante de ese puesto era responsable de la controvertida cárcel de Guantánamo, instalada en territorio de Cuba.

Esa experiencia “le aportó un conocimiento único de los desafíos a los cuales Estados Unidos se ve enfrentado a nivel de su frontera meridional”, asegura el comunicado del equipo de transición de Trump, quien basó gran parte de su campaña en la propuesta de una política dura en materia de inmigración.

“El pueblo estadounidense votó en esta elección en favor de frenar el terrorismo, recuperar la soberanía de nuestras fronteras y poner fin a la actitud políticamente correcta que rigió durante demasiado tiempo nuestra visión de la seguridad nacional”, dijo a su vez Kelly, citado en el comunicado.

Trump ya había designado a otros dos generales retirados en su gabinete. Michael Flynn fue nombrado asesor en seguridad nacional, un cargo clave en la elaboración de la política exterior y de defensa de Estados Unidos, mientras James Mattis, otro exmarine, asumirá la conducción del Departamento de Defensa.

Mattis será el primer general en dirigir el Pentágono luego de George Marshall, nombrado en 1950 por el presidente Harry Truman.

La incorporación de tantos militares al futuro equipo de gobierno suscitó la preocupación de observadores que defienden el principio de un control civil sobre los cargos relacionados con la defensa y la seguridad interna.

—”Buenos, malos y feos”—

Kelly es considerado un conocedor de América Latina por haber liderado entre fines de 2012 y enero de 2016 el Comando Sur, cuyas misiones van desde el combate al crimen organizado hasta la ayuda en desastres naturales, pasando por entrenamientos con militares de la región.

Stephen Donehoo, un ex oficial estadounidense del Comando Sur que conoció personalmente a Kelly y actualmente trabaja en asuntos latinoamericanos para la consultora McLarty Asociados, lo definió como “un infante de marina” que entiende de la región.

 – Blancos, ricos y exmilitares: el perfil del gabinete de Trump hasta ahora

Ha viajado por todos los países, conoce los temas, los antecedentes, entiende quiénes son los buenos, los malos y los feos”, dijo Donehoo a BBC Mundo.

Mientras estuvo en esa posición, Kelly sostuvo varias veces que existe el riesgo de que “organizaciones terroristas” intenten utilizar las rutas del tráfico ilícito de drogas y migrantes a EE.UU. para introducir adeptos o armas de destrucción masiva en el país.

“A menos que sea enfrentada por una crisis inmediata, visible o incómoda, la tendencia de nuestra nación es tomar la seguridad del Hemisferio Occidental por sentada. Creo que eso es un error”, sostuvo el general el año pasado en el Senado.

—¿Guerra a las drogas?—

Durante la misma visita el Capitolio, Kelly mencionó a Colombia, Chile, Brasil, El Salvador y Panamá como líderes regionales que contribuyen a la seguridad hemisférica.

En particular, dijo que Colombia es un modelo sobre cómo “derrotar terroristas y grupos criminales” defendiendo la democracia y los derechos humanos.

 – Jefe del Comando Sur de los EEUU comparó a las FARC con el ISIS y Al Qaeda

Sin embargo, Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano, un centro de análisis regional con sede en Washington, sostuvo que Kelly respalda el concepto tradicional de “guerra contra las drogas”, a diferencia de la posición más flexible que tuvo el actual presidente Barack Obama.

Y recordó que algunos líderes latinoamericanos, incluido el presidente colombiano Juan Manuel Santos, han planteado la posibilidad de repensar alternativas a la política de drogas, por considerar que la estrategia de “guerra” ha sido dañina.

“El planteamiento (de Kelly) es muy distinto al del presidente Santos”, dijo Shifter a BBC Mundo. “Esto podría presentar alguna tensión”.

—¿Y el muro?—

Kelly es conocido por su forma directa y a menudo dura de hablar, que expuso diferencias suyas con el gobierno de Obama.

Por ejemplo, cuestionó la política de habilitar tareas de combate para las mujeres militares y rechazó las críticas de organizaciones de derechos humanos al trato que reciben los reclusos en la prisión estadounidense de Guantánamo, Cuba, que estuvo a su cargo.

En 2010, un hijo del general murió en combate al pisar una mina explosiva en Afganistán.

Ahora, además de dirigir un departamento con más de 240.000 funcionarios, Kelly tendría una posición clave para implementar algunas de las propuestas más polémicas de Trump, como la construcción de un gran muro a lo largo de la frontera con México o la deportación de hasta tres millones de inmigrantes con antecedentes penales al inicio del gobierno.

En julio, durante una entrevista con la publicación Foreign Policy, Kelly pareció cuestionar la iniciativa del muro fronterizo, al sostener que “ningún muro va a funcionar por sí solo”.

Pero la nominación del general para un cargo de gobierno causó preocupación en defensores de los inmigrantes y críticas por sus dichos sobre el riesgo de que terroristas entren por la frontera sur.

El diario The New York Times indicó en un editorial que Kelly sonó esa alarma sin tener evidencias: “Parece encajar en el modelo Trump de ver a los inmigrantes no como un recurso a ser aprovechado, sino como una amenaza a ser neutralizada, comenzando en la frontera”, sostuvo.

No obstante, analistas como Shifter también recordaron que, desde el Comando Sur, Kelly fue uno de los impulsores de la Alianza para la Prosperidad, que comprometió ayuda económica a Guatemala, Honduras y El Salvador para atacar los problemas que provocan la emigración de esos países.

“Abordar las causas profundas de la inseguridad e inestabilidad no está sólo en los intereses de la región”, dijo Kelly el año pasado en el Senado, “sino también en los nuestros”.

Fuente:  AFP /BBC Mundo (NHJRU)

Dejanos tu comentario:

Otros artículos de interes