InicioNoticiasEEUUEEUU anuló condena contra el “talibán australiano” acusado de terrorismo

EEUU anuló condena contra el “talibán australiano” acusado de terrorismo

El Tribunal de la Comisión Militar de Revisión de Estados Unidos invalidó el miércoles, de forma unánime, la sentencia a siete años de cárcel que se le impuso en 2007

Feb 19, 2015 | 08:11 am

Estados Unidos, Notihoy, (Norteamérica) – El australiano David Hicks, que pasó detenido varios años en la base naval de Guantánamo, logró que la justicia de Estados Unidos revirtiera una condena que se le impuso en ese país por terrorismo, informaron este jueves sus abogados.

El Tribunal de la Comisión Militar de Revisión de Estados Unidos invalidó el miércoles, de forma unánime, la sentencia a siete años de cárcel que se le impuso en 2007, después de que Hicks se declarara culpable de apoyar al terrorismo. “Significa que la condena contra David Hicks ha sido desestimada y ha sido declarado inocente, confirmando así algo que sabíamos siempre”, dijo el abogado defensor, Stephen Kenny, a la cadena local ABC.

La defensa de Hicks, que aseguraba que esta confesión se obtuvo bajo coerción, presentó en 2013 una apelación ante el Tribunal de la Comisión Militar de Revisión en la que argumento que el delito no era considerado un crimen de guerra cuando fue detenido en diciembre de 2001 por las tropas estadounidenses que entraron en Afganistán.

El entonces llamado “taliban australiano”, quien siempre ha defendido su inocencia, fue trasladado poco después de su detención a la base estadounidense de Guantánamo, donde pasó cinco años.

En 2007 fue condenado por el tribunal militar y dos meses después fue trasladado a Australia para cumplir su condena en una cárcel del sur del país y luego bajo arresto domiciliario hasta que en 2008 obtuvo la plena libertad sin restricciones ni vigilancia.

Hicks, quien compareció hoy con Kenny en una rueda de prensa en Sídney, indicó que “el Gobierno australiano admitió que no cometí un crimen”, y calificó como “desafortunado” que debido a asuntos políticos se le sometiera a “cinco años y medio de tortura psicológica y física con la que debo vivir siempre”. También dijo que si bien no buscará por ahora una indemnización, consideró que “alguien” debe responsabilizarse por los gastos médicos derivados de esas torturas, mientras que su padre, Terry Hicks, demandó un gesto por parte de los gobiernos responsables de la detención de su hijo.

Fuente: EFE
Imagen: Archivo

Dejanos tu comentario:

Otros artículos de interes