InicioNoticias | VenezuelaAlmagro activó la Carta Democrática de la OEA para Venezuela

Almagro activó la Carta Democrática de la OEA para Venezuela

Es la primera vez este que se proudce este choque entre la organización y el Gobierno de un Estado miembro en los 15 años de historia de la Carta

May 31, 2016 | 08:39 am

Venezuela, Notihoy, (Política) – El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, activó este martes la Carta Democrática del organismo para Venezuela, un paso sin precedentes que abre un proceso que puede llevar a su suspensión del ente.

En un informe de 132 páginas publicado este martes, Almagro recurre al artículo 20 de la carta para “solicitar la convocatoria de un Consejo Permanente de los Estados miembros entre el 10 y el 20 de junio de 2016”, un procedimiento que “deberá atender a la alteración del orden constitucional y cómo la misma afecta gravemente el orden democrático” de Venezuela.

De acuerdo al informe, “durante el proceso se realizarás las gestiones diplomáticas necesarias, incluidos los buenos oficios para promover la normalización de las institucionalidad democrática”.

Este procedimiento deberá atender la “alteración del orden constitucional” y como la misma afecta gravemente “el orden democrático” de la República Bolivariana de Venezuela lo cual se sustenta en las denuncias formuladas a la Secretaria General por la Asamblea Nacional de Venezuela, así como en las siguientes consideraciones de hecho y de derecho.

El paso dado por Almagro abre la puerta para convocar un consejo en el 34 países someterán a un examen a Venezuela para evaluar sus condiciones democráticas

El Consejo, donde cada embajador tiene un voto, decidirá si existe esa “alteración” por mayoría (18), una consideración que es puramente política, según explicó a la prensa recientemente uno de los redactores de la Carta, el actual secretario de Asuntos Jurídicos de la OEA, Jean Michel Arrighi.

Si considera que ese es el caso, el Consejo puede aprobar distintas medidas, entre ellas las gestiones diplomáticas para “promover la normalización de la institucionalidad democrática”.

De fracasar estas, o si el caso es urgente, el Consejo puede convocar de inmediato una Asamblea General extraordinaria, para lo cual son necesarios dos tercios de los votos de los embajadores.

En esa Asamblea, que puede volver a intentar las gestiones diplomáticas, dos tercios de los cancilleres pueden suspender la pertenencia del Estado en la organización si estiman que “se ha producido la ruptura del orden democrático”, de nuevo una consideración política.

La aplicación de la Carta Democrática es, en definitiva, una decisión de tipo político. Ese debate ya no es jurídico, está sujeto a una ‘apreciación colectiva’ de los Estados, es decir, es una decisión política”, precisó Arrighi.

No obstante, la Carta establece (artículos 3-6) los “elementos esenciales” de la democracia representativa: el respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales, la celebración de elecciones periódicas, libres y justas, el régimen plural de partidos y organizaciones políticas, y la separación e independencia de los poderes públicos.

Hasta ahora se ha recurrido a la Carta en contadas ocasiones y siempre ha sido porque el propio Estado ha pedido la asistencia de la organización (artículo 17) o porque un grupo de Estados ofrecieron ayuda a un tercero y este lo aceptó (artículo 18).

El Gobierno venezolano ha rechazado rotundamente que Almagro active la Carta por considerar que no existe ninguna “alteración del orden democrático” que lo justifique y porque ven al secretario, en palabras de Maduro, como “un agente de la CIA que conspira con EE.UU. para una intervención en el país”.

Lea el informe completa aquí 

Fuente: EFE

 

Dejanos tu comentario:

Otros artículos de interes